Tiempo de leer: 4 minutos

El movimiento upcycling food, que tiene como objetivo reducir el desperdicio y los impactos del consumo en el medio ambiente, ha inspirado el desarrollo de alimentos y bebidas sostenibles.


Línea de sopas elaboradas con vegetales que de otro modo serían descartados, subproductos alimenticios transformados en nuevos ingredientes, excedentes de granos en cervecerías que se convierten en snacks y agua mineral extraída de la producción de jugo concentrado. Estos son solo algunos ejemplos de cómo la industria alimentaria ha innovado para convertir lo que se desperdicia en productos sabrosos y nutritivos. 

Estos esfuerzos forman parte de un movimiento que está ganando cada vez más fuerza: el upcycling food -del inglés comida reciclada-, que tiene como objetivo reducir el desperdicio de alimentos y los impactos del consumo en el medio ambiente. 

Whole Foods Market, una cadena de supermercados multinacional en los Estados Unidos que vende productos naturales y orgánicos identificó el upcycling food como una de las diez principales tendencias alimentarias de 2021. 

Para tener una idea del tamaño del desperdicio de alimentos, según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), el problema representa pérdidas globales de casi 1 trillón de dólares cada año, incluidos los recursos utilizados en el cultivo, procesamiento, envasado, transporte y comercialización de estos alimentos. Además de las pérdidas económicas, hay 70 billones de toneladas de gases de efecto invernadero generados por estos residuos.

La FAO también estima que el 6% de las pérdidas de alimentos del mundo se producen en América Latina y el Caribe. Cada año, la región desperdicia alrededor del 15% de los alimentos disponibles. Además, América Latina y el Caribe son responsables del 16% de la huella de carbono global que genera este problema. Con la comida desperdiciada en el momento de la venta, en supermercados, ferias y almacenes, bastaría para alimentar a más del 60% de la población de esta región que padece hambre. 

Todo esto tiene un impacto directo en la sustentabilidad de los sistemas alimentarios. Por tanto, el reciclaje de alimentos puede contribuir a favor del medio ambiente y también es una gran oportunidad para que la industria de alimentos y bebidas fomente la sustentabilidad, además de ofrecer innovación a los consumidores.

Upcycling food: Un movimiento prometedor

Según una encuesta de Mintel, la agencia de inteligencia de mercado internacional, el 76% de los consumidores encuestados dijeron que estaban dispuestos o absolutamente dispuestos a probar alimentos elaborados con ingredientes reciclados si dichos productos tenían un impacto ambiental menor. 

Además de la preocupación por los problemas ambientales y el creciente compromiso por parte del consumidor que indica la consolidación de esta tendencia, Future Market Insights, una agencia de investigación e inteligencia empresarial encontró que el mercado de ingredientes reutilizados ya valía más de US$ 46 billones en 2019 y se espera que crezca un 5% anual durante la próxima década. Un ejemplo que ilustra este crecimiento es RIND, un fabricante de snacks de frutas funcionales y sostenibles con sede en Nueva York, que utiliza cáscaras desechadas de frutas. La empresa tuvo un aumento del 500% en los ingresos en 2020.

Recientemente, la empresa emergente escandinava de comida vegana Mycorena también recibió una inversión de $9 millones y se convirtió en uno de los fabricantes mundiales de microproteínas. Promyc, el principal ingrediente de microproteínas de Mycorena, se desarrolla reciclando los residuos de alimentos en el procesamiento industrial. Ya se está probando como ingrediente proteico en varios productos veganos vendidos en Escandinavia.

Pero, después de todo, ¿qué son los alimentos reciclados?

La Upcycled Foods Association, de Estados Unidos, define a los alimentos reciclados como «alimentos que consisten en reducir el desperdicio de alimentos, creando productos alimenticios nutritivos y de alta calidad a partir de los nutrientes que escapan por las grietas del sistema alimentario».

Según la asociación, los alimentos reciclados son:

  • Elaborado a partir de subproductos o ingredientes que de otro modo se desperdiciarían;
  • Productos de valor agregado;
  • Seguro para el consumo humano, pero también se puede utilizar en alimentos para animales, alimentos para mascotas y cosméticos.

Además, los alimentos reciclados deben formar parte de una cadena de suministro auditable que garantice su procedencia y asegure que realmente reduce la presión sobre el medio ambiente. 

Descubra algunos productos e ingredientes elaborados a partir del reciclaje de alimentos, lanzados por empresas que ya han abrazado este movimiento: 

1 Barnana
Compañía de California que fabrica chips, tortillas y galletas hechas con plátanos "imperfectos".
Pulp Pantry
la empresa californiana produce chips ricos en fibra a base de vegetales utilizando la pulpa vegetal sobrante de los jugos.
Take Two Barleymilk
la marca de Portland, en los EUA, utiliza granos ricos en nutrientes que se procesan en leche de cebada de origen vegetal.
Tempeh Minced Meat
carne picada de vegetales de la holandesa Schouten Europe. Está parcialmente fabricado con materiales reciclados que quedan de otros productos propios de Schouten.
Tow Good Iogurtes
la línea de yogurt griego de Danone está hecha con fruta que de otro modo se descartaría.
Grain4Grain
el startup Foodtech con sede en Texas utiliza nueva tecnología para reciclar varios subproductos orgánicos de diferentes industrias y convertirlos en un ingrediente estable en el estante o para usar como materia prima.
Outcast Foods
empresa canadiense de tecnología basada en plantas que transforma frutas y verduras no vendibles, con muchos nutrientes y de larga vida útil en productos al por mayor, al por menor y de consumo.
Aqua Botanical
la empresa australiana extrae, filtra y mineraliza el agua utilizada en la producción de jugo concentrado.
Kromkommer
ubicada en los Países Bajos, Kromkommer rescata productos imperfectos que de otro modo serían desechados. En 2014, la compañía lanzó Wonky Veggie Soup, una línea de sopas creadas a partir de estos alimentos.
NETZRO
empresa estadounidense que trabaja con agricultores grandes y pequeños para cosechar subproductos alimentarios y desarrollar nuevos ingredientes. Algunos proyectos incluyen el reciclaje de cáscaras de huevo y granos utilizados para obtener fibra y proteínas.
Rubies in the Rubble
empresa de Londres que fabrica condimentos a partir de productos alimenticios rechazados.
Wize Monkey
la organización canadiense trabaja para ayudar a los agricultores a mantener un ingreso durante todo el año, utilizando hojas de la planta de café arábica para hacer té.
Pacha de Cacao
jugo de fruta elaborado con la pulpa dentro de una cápsula de cacao. La pulpa se obtiene éticamente de agricultores en Ecuador. La bebida se elabora en Ecuador y Holanda. Pacha es producida, distribuida y comercializada por Pacha de Cacao BV en Amsterdam.
Caskai Sparkling
la marca austriaca utiliza cáscara (fruta seca de la cereza del café) reciclada de granos de arábica de Panamá y Nicaragua para producir una bebida ligeramente carbonatada.
Mango
El producto de la empresa keniana Azuri utiliza mangos que de otro modo serían descartados en el país para producir un bocadillo saludable a partir de la fruta deshidratada.
Takay Foods
la marca de helados ecuatoriana Takay utiliza frutas que fueron rechazadas por los compradores por razones estéticas para crear sus mezclas de batidos y helados saludables.

Este nuevo movimiento de mercado, aunque reciente, muestra un gran potencial de crecimiento en los próximos años, especialmente con los consumidores vinculados al cuidado del planeta y de las personas. ¿Existe ya alguna iniciativa enfocada en Upcycled Foods en su empresa? ¡Cuéntenos!

Facebook Comments Box
Compartir o contenido
¡Queremos escuchar de ti! ¡Comentario!